Preguntas frecuentes

Sí. En la gimnasia abdomino-hipopresiva hay dos contraindicaciones absolutas: el embarazo y la hipertensión arterial.

Habitualmente, se empieza con 3 o 4 sesiones individuales de 45 minutos. Una vez pasadas estas sesiones, se puede continuar con un trabajo individual o en grupo. El trabajo que se hace en el centro se puede combinar con ejercicios que puede hacer la paciente en casa. Después de unos 6 meses, la técnica hipopresiva estará automatizada y se podrá integrar a las actividades de la vida diaria.

La práctica diaria (30 minutos aproximadamente) de ejercicios hipopresivos a largo plazo permite tonificar el suelo pélvico y la faja abdominal, evitar la caída visceral (vejiga, matriz, recto, etc.) y, finalmente, reequilibrar la postura corporal.

La técnica más adecuada es la gimnasia abdomino-hipopresiva, ya que es un tipo de gimnasia beneficiosa para la faja abdominal y que no tiene efectos negativos sobre el suelo pélvico. Aproximadamente 21 días después del parto ya se puede empezar a hacer gimnasia hipopresiva de forma progresiva.

WhatsApp chat