EL DRENAJE LINFÁTICO

El sistema linfático es una red de órganos, ganglios linfáticos, conductos y vasos linfáticos que producen y transportan linfa desde los tejidos hasta el torrente sanguíneo. El sistema linfático es una parte principal del sistema inmunitario del cuerpo.

La linfa es un líquido entre transparente y blanquecino compuesto de:

  • Glóbulos blancos, especialmente linfocitos, las células que atacan a las bacterias en la sangre
  • Líquido proveniente de los intestinos, llamado quilo, que contiene proteínas y grasas

Los ganglios linfáticos son estructuras pequeñas, suaves y redondas o en forma de fríjol. Por lo general no se pueden ver ni sentir fácilmente. Se localizan en racimos en diversas partes del cuerpo como:

  • El cuello
  • Las axilas
  • La ingle
  • El interior del centro del tórax y el abdomen

 

 

Este sistema nos ayuda también a eliminar el exceso de líquido, de aquí la gran importancia de poseer un sistema linfático sano y de la necesidad de aplicar esta terapia en los casos en que el sistema no funcione correctamente.

El drenaje linfático manual es una técnica de masaje dentro de la fisioterapia, que utiliza una cantidad específica de presión y movimientos circulares y rítmicos para estimular el flujo linfático y así facilitar su evacuación, y es la técnica de elección en estos casos.

Indicaciones principales del DRENAJE LINFÁTICO:

  • Liposucciones: Después de estas intervenciones, para obtener mejores resultados y restablecer la normalidad de los tejidos.

Se empezará el tratamiento lo más temprano posible después de la intervención, para asegura así unos mejores resultados. Indicado por médicos cirujanos para restablecer y potenciar los resultados de la intervención.

  • Varices, piernas hinchadas, piernas cansadas: En estos casos existe un fracaso en la circulación de retorno y el drenaje manual lo mejora notablemente.

Con el drenaje linfático obtenemos una mejor circulación que no solo mejora la sensación que nosotros podemos sentir, sino que además tiene un efecto estético, al mejorar la calidad de la circulación ayudando también a mejorar la celulitis.

  • Mastectomías: Tras una mastectomía, debido a la retirada de los ganglios linfáticos para evitar la dispersión del cáncer, el líquido linfático se encuentra sin camino para retornar a la sangre y se puede quedar estancado en los brazos, de modo que puede producir inflamación y, si no se drena, puede causar severas limitaciones de la movilidad e incluso infecciones.
  • Edemas durante el embarazo: Es frecuente en embarazadas sentir las piernas cansadas e hinchadas, con el drenaje conseguimos una mayor sensación de bienestar i prevenimos la aparición de estrías.

En Centro Kine, contamos con fisioterapeutas especializados en técnicas de drenaje linfático, y te ofrecemos un tratamiento integral si tienes alguna patología relacionada con el sistema linfático.


Aún no hay comentarios.