Rehabilitación del Suelo Pélvico

Tractamientos que incluye

Preparación maternal

El embarazo es un periodo en el que la futura madre pasará por momentos de alegría, miedo y dudas. Por ello, tendrá la necesidad de hacer una búsqueda de información y prepararse para el día del parto. En consecuencia, será importante que en este periodo la futura madre reciba un curso de preparación maternal.

Objetivos

La preparación maternal tiene como objetivo principal preparar a la mujer embarazada tanto física como psicológicamente para romper el círculo miedo-tensión-dolor y llegar al parto en las mejores condiciones posibles.

¿En qué consiste?

Es un curso integral en el que, por un lado, se atienden las necesidades individuales de la futura madre, y se asesora y se da información teórica sobre los aspectos relacionados con el embarazo, el parto, la lactancia materna y los cuidados del bebé. Y, por otro, se realiza una parte práctica con una serie de ejercicios específicos.

Beneficios de la preparación maternal
  • Reconocer síntomas que indiquen el inicio del parto
  • Adquirir un control respiratorio
  • Controlar los músculos en el momento del parto
  • Disminuir molestias musculares durante el embarazo
  • Adquirir seguridad
  • Disminuir posibles secuelas posparto
Recuperación postparto

Durante nueve meses el cuerpo se ha ido adaptando al crecimiento del bebé y ha pasado por una serie de cambios físicos y orgánicos.

Una recuperación desde el primer día evitará la aparición de posibles secuelas derivadas del embarazo y el parto.

¿En qué consiste?

La recuperación posparto consiste en un tratamiento individualizado en el que se aplican técnicas específicas para prevenir y tratar las disfunciones del suelo pélvico y normalizar los cambios corporales y posturales.

Beneficios de la recuperación posparto:
  • Prevenir incontinencias urinarias y fecales
  • Prevenir prolapsos
  • Restablecer y mejorar la tonicidad abdominal
  • Disminuir la retención de líquidos
  • Disminuir las algias de la columna (cervical y lumbar, así como la ciática)
  • Favorecer la recuperación física

Técnica que tiene por objetivo la recuperación de la musculatura en conjunto de la pared abdominal, diafragma torácico y musculatura del suelo pélvico. Ya sea en hombres y mujeres con problemas de incontinencia urinaria y/o problemas de estática pélvica (cistocele, etc.), Sensación de pesadez o bulto en la zona vaginal, etc. con muy buenos resultados.

También es una herramienta excelente para el post parto, para un correcto funcionamiento muscular en cada fase del mismo. Otra de sus funciones principales es la recuperación de la figura de la mujer después del embarazo.

Incontinencia urinaria

Es la pérdida involuntaria de orina, objetivamente demostrable, que origina un problema social o higiénico.

Hay diferentes tipos de incontinencia urinaria. Los más frecuentes son:

  • IUE (Incontinencia Urinaria de Esfuerzo): pérdida de orina asociada a un esfuerzo, sea este importante o leve.
  • IUU (Incontinencia Urinaria de Urgencia): sensación repentina e incontrolable de deseo urinario.
  • IUM (Incontinencia Urinaria Mixta): combinación de los dos tipos de incontinencia anteriores.

Los tres tipos pueden ser tratados y abordados de maneras diferentes por el especialista en suelo pélvico.

.

Prolapso de Órganos Pélvicos

Se define como el descenso de las vísceras que ocupan la pelvis (vejiga, útero o recto). Hay una clasificación de gravedad en función de la severidad del descenso y la cantidad de vísceras afectadas ( I, II y III).

  • Si baja la vejiga se llama cistocele o uretrocele.
  • Si baja el útero (o matriz) hablamos de histerocele.
  • Si baja el recto hablamos de un rectocele.

La musculatura del suelo pélvico tiene un papel clave en el tratamiento de un prolapso , y en función de la gravedad del prolapso el tratamiento será uno u otro, pero siempre se pueden conseguir beneficios para el paciente.

Tratamiento pre y post quirúrgico

El tratamiento de rehabilitación del suelo pélvico permite trabajar los tejidos mejorando su tonicidad y trofismo de modo que espoden optimizar los resultados quirúrgicos y evitar posibles recaídas.

Se complementa con una reeducación del paciente a nivel físico, de dieta, así como el aprendizaje de hábitos miccionales entre otros.

Estreñimiento

Se produce cuando hay un esfuerzo excesivo en la defecación o bien la ausencia de necesidad defecatoria durante tres o más días.

Mediante el trabajo de la musculatura pélvica se puede normalizar la situación tanto del recto como del canal anal. Este tratamiento se complementa siempre con cambios en los hábitos alimenticios y la ingesta de líquidos.

Incontinencia de gases y fecal

La incontinencia anal se caracteriza por las pérdidas involuntarias de gases o heces (tanto líquidas como sólidas). La incontinencia anal incluye, además de la pérdida de materia fecal, la pérdida involuntaria de gases, percibida por muchos pacientes como un desorden igual de molesto.
En el tratamiento de fisioterapia ano-rectal especializado se deben tener en cuenta diferentes factores como la alimentación, la corrección de malos hábitos defecatorio, la mejora de la sensibilidad del recto y la recuperación del tono y de la fuerza de los músculos pélvicos.

Incontinencia urinaria y urgencia miccional

Es la pérdida involuntaria de orina, objetivamente demostrable, que origina un problema social o higiénico.

La incontinencia urinaria en el hombre es poco frecuente y, cuando ocurre, suele estar asociada a algún tipo de operación prostática (intervención quirúrgica por adenoma, carcinoma o prostatitis).

Incontinencia de gases y fecal

La incontinencia anal se caracteriza por las pérdidas involuntarias de gases o heces (tanto líquidas como sólidas). La incontinencia anal incluye, además de la pérdida de materia fecal, la pérdida involuntaria de gases, percibida por muchos pacientes como un desordreigual de molesto.

En el tratamiento de fisioterapia anorrectal especializado se deben tener en cuenta diferentes factores como la alimentación, la corrección de malos hábitos defecatorio, la mejora de la sensibilidad del recto y la recuperación del tono y de la fuerza de los músculos pélvicos.

Estreñimiento

Se produce cuando hay un esfuerzo excesivo en la defecación o bien la ausencia de necesidad defecatoria durante tres o más días.

Mediante el trabajo de la musculatura pélvica se puede normalizar la situación tanto del recto como del canal anal. Este tratamiento se complementa siempre con cambios en los hábitos alimenticios y la ingesta de líquidos.