Naturopatía

¿Qué es?

La naturopatía se basa en medios naturales que intentan prevenir la enfermedad, es decir, recuperar el estado de salud. Su objetivo es estimular la capacidad curativa innata del organismo para ayudar a equilibrar, restaurar y armonizar la salud, tanto en la vertiente preventiva como en la terapéutica, y facilitar así sus propios mecanismos de equilibrio para alcanzar un buen estado de salud.

Se fundamenta en cambios en el estilo de vida y la nutrición. Se utiliza una amplia variedad de productos naturales, técnicas y procedimientos, principalmente complementos nutricionales, terapia con plantas medicinales, oligoelementos, ácidos grasos esenciales, vitaminas y minerales.

Sólo un estilo de vida sana asegura y garantiza una salud duradera.

La naturaleza es un claro ejemplo de equilibrio y regularidad. Y esas mismas cualidades son las que se requieren para conservar la salud física y mental.

La naturopatía sostiene que no hay enfermedades, sino enfermos, por eso nuestra preocupación profesional es la persona.

Todos nacemos con una determinada “fuerza vital”, la salud y la energía innatas, pero se desgasta por excesos o carencias, estrés, mala calidad de los alimentos y por nuestra propia decadencia.

La enfermedad es la expresión de los esfuerzos que realiza el organismo para defenderse y adaptarse a los factores de la vida.

Sedentarismo, desgaste físico y mental, carencias o excesos, intoxicación o acidosis y desmineralización, costumbres, pasiones y vicios incontrolados son causa de enfermedad.

El organismo se defiende según la vitalidad que posea y los síntomas son defensas naturales.

La función del naturópata es ayudar a la naturaleza.

Características de la naturopatía:
  • No es agresiva, el cuerpo humano lo acepta sin problemas.
  • Utiliza productos de la naturaleza y evita los preparados químicos.
  • Tiene una experiencia probada de miles de años.