REEDUCACIÓN POSTURAL: “Cada vez me dicen que voy más encorvada: ¿qué puedo hacer?”

Paciente de 67 años. Trabajó muchos años de administrativa y ahora está jubilada. Viene al centro cansada de oír decir a su hija: “Cada vez vas más inclinada hacia adelante y encogida … acabarás como la abuela.” No tiene muchos dolores, pero sí nota que cada vez más encorvada y tiene miedo de acabar sufriendo de la columna como su madre.

Hicimos una primera sesión de reeducación postural en que observé que había una gran antepulsión de los hombros, es decir, los hombros estaban muy avanzados y la cabeza también. También se observaba una hipercifosis, es decir, un aumento de la curvatura dorsal.

Tras valorar la musculatura, la movilidad articular y analizar otros aspectos de su postura, empezamos a trabajar. Primeramente, había que hacer un trabajo de conciencia corporal para que tomara conciencia de su postura. Dedicamos buena parte de la primera sesión al trabajo propioceptivo y respiratorio y a introducir de forma progresiva la reeducación postural con el método Mézières.

En las siguientes sesiones, fuimos incidiendo más en el trabajo postural global, trabajando la postura base, siempre teniendo en cuenta la respiración y la tolerancia de la paciente a la postura sobre la colchoneta. Encaramos el tratamiento hacia posturas de apertura de los brazos, haciendo un trabajo rítmico para dar movimiento a los hombros, que estaban bastante rígidos, y haciendo un trabajo de elongación de la columna, estirando la cadena posterior, que estaba bastante acortada.

Hicimos 10 sesiones semanales de reeducación postural, en el que notó mucho cambio en la posición de los hombros respecto a la cabeza y la pelvis. Mucho más consciente de su postura y de cómo corregirla, la paciente valoró muy positivamente el trabajo realizado, y la familia lo corroboró, ya que iba mucho más derecha.

Actualmente, hacemos una sesión al mes para mantener la flexibilidad y para dar información al cuerpo de la postura adecuada. Así, además, prevenimos el dolor y posibles deformidades.

 

Espero que haya sido de tu interés.
Un abrazo,
Jordi Segura.
Director y osteópata de Centro Kine.


Aún no hay comentarios.