PREPARTO: Para evitar una posible cesárea

Una paciente de 32 años embarazada de 33 semanas viene al centro, derivada por el ginecólogo, ya que el bebé que espera tiene una presentación completa de nalgas.

El objetivo del tratamiento era conseguir la colocación del bebé en posición cefálica y evitar una posible cesárea.

El tiempo del tratamiento inicial fue de dos semanas, con una sesión diaria de 30 minutos.

Metodología del tratamiento. La primera fase consistió en la realización de una pauta de ejercicios que favoreciera la colocación del bebé. Estos ejercicios se realizaban con el acompañamiento de una fisioterapeuta especializada en obstetricia y ginecología, y siempre consensuados con el ginecólogo. En la segunda fase, iniciamos un tratamiento basado en la moxibustión (una técnica de medicina china en la que se quema una hierba, la Artemisia vulgaris, cerca de la piel del quinto dedo del pie y en ambos pies). El quinto dedo del pie se sitúa un punto tradicional de acupuntura llamado 67 de vejiga. Este trabajo nos permite conseguir el objetivo del tratamiento.

Además, le enseñó unos ejercicios para realizar en domicilio durante el fin de semana.

El objetivo del tratamiento se consiguió 11 días después de haberlo comenzado. La paciente notó una sensación diferente en su interior, “como si algo hubiera cambiado”. En este momento dimos por terminado el tratamiento.

Dos días después de habernos despedido, la paciente nos informaba de su grata noticia: su hija se encontraba en la posición cefálica correcta!

 

Espero que haya sido de tu interés.
Un abrazo,
Jordi Segura.
Director y osteópata de Centro Kine.


Aún no hay comentarios.