Jordi Segura – Colegiado 330

Director y Coordinador Técnico del equipo

Graduado en Fisioterapia y Osteopatía


ONDAS DE CHOQUE

  • ¿Qué es?

Las ondas de choque son unas ondas acústicas de alta energía generadas por un aparato que transforma la energía cinética en mecánica. El origen lo encontramos en la litotricia (destrucción de los cálculos renales).
Estos choques acústicos llenos de energía estimulan el metabolismo en la región del dolor, intensifican la circulación sanguínea y dan un impulso directo a los mecanismos de reparación del cuerpo. Todo ello estimula la capacidad de curación espontánea y permite que una lesión crónica vuelva a la normalidad gracias a la reagudización y la reactivación de la célula.

  • ¿Cómo se aplica?

El profesional localiza la región del dolor mediante la palpación y las pruebas complementarias aportadas por el paciente.
Disponemos también de un ecógrafo que nos permite localizar exactamente la lesión para poder ser más efectivos y ver así la evolución de la patología. Después de haber determinado la causa y la región del dolor, se inicia la terapia, en la que se realizan de 2.000 a 2.500 impactos.

  • ¿Cuáles son sus indicaciones?

· Calcificaciones
· Tendinopatía crónica por inserción
· Dolores de hombro con limitación de movimiento
· Dolor crónico del codo (codo de tenista, codo de golfista)
· Dolor al ejercer presión sobre la rótula (tendinitis rotuliana)
· Dolores crónicos del tendón de Aquiles (aquil·lodínia, Haglund severo)
· Dolor del talón (espolón del calcáneo y fascitis plantar)
· Pseudoartrosis y problemas de consolidación

  • ¿Cuál es el valor añadido a otras terapias?

El tratamiento con ondas de choque extracorporales es reconocido como uno de los procedimientos más modernos en el tratamiento del dolor.
Contrariamente a los métodos convencionales de tratamiento, es posible eliminar directamente las causas del dolor en pocas sesiones con un gran efecto curativo. Es la alternativa a los medicamentos, a las infiltraciones y, en algunos casos, a la intervención quirúrgica.

  • ¿Cuáles son los beneficios?

· Tratamiento ambulatorio sin medicamentos ni operación
· Ahorro de tiempo (duración, 5-10 minutos)
· Gran éxito terapéutico después de 3-5 sesiones, una cada 15 días
· En lugar de tratar los síntomas, se tratan las causas
· Elimina calcificaciones sin necesidad de intervención quirúrgica
· Activa el mecanismo espontáneo de curación del cuerpo
· Muy pocos efectos secundarios

  • ¿Puedes explicarnos algunos casos en que hayas tenido buenos resultados?

Son muchos y diversos:

– Paciente, mujer que presentaba tendinitis por inserción Aquiles desde hacía 1 año con limitación por dolor de las actividades de la vida diaria y laborales. Después de 4 sesiones, la paciente presentaba una mejora del 90% y le parecía increíble que no le hiciera daño el talón.

– Paciente, hombre, de 70 años con tendinitis calcificante crónica en el hombro derecho agudizada el último mes con una pérdida importante de la movilidad del hombro que le dificultaba todas las actividades de la vida diaria. Después de 3 aplicaciones, el paciente recuperó hasta el 80% de movilidad.

– Deportista de 16 años, jugador de fútbol, con tendinitis crónica del tendón rotuliano de la rodilla derecha. Inició un torneo de fútbol y el dolor se hizo insoportable. Hizo reposo deportivo como otras veces, pero al aplicarle 3 sesiones de ondas de choque se pudo incorporar a la actividad deportiva con un rendimiento deportivo del 100%.

 

Espero que haya sido de tu interés.
Un abrazo,
Jordi Segura.
Director y osteópata de Centro Kine.


Aún no hay comentarios.