NUTRICIÓN: La calabaza, un ingrediente indispensable en su cocina

La calabaza contiene pocas calorías e hidratos de carbono y entre sus minerales y vitaminas destacan el ácido fólico, el potasio, el calcio, el magnesio, el hierro o el zinc, indispensables para mantener una buena salud, a los que se añade un alto contenido en betacarotenos que le dan ese característico tono anaranjado.

Esta completa mezcla de nutrientes convierte la calabaza en el ingrediente estrella para tratar diferentes dolencias y afecciones. Por ejemplo, ayuda a prevenir la hipertensión y regula el nivel de glucosa en sangre, beneficiosa para prevenir la diabetes.

Además, su alto contenido en vitamina A mejora la salud ocular y tiene efecto antiinflamatorio. Y por si eso no fuera suficiente, al ser rica en fibra ralentiza la digestión, lo que permite mantener a raya el hambre y no ganar kilos de más.

Pero además de contar con todas estas propiedades, lo bueno de la calabaza es que se aprovecha todo de ella, incluidas las semillas. De hecho, precisamente las semillas contienen la mayor cantidad de magnesio y zinc, además de ácidos grasos omega 3. En resumen, se trata de una de las verduras más saludables, que además es un ingrediente comodín para la cocina, ya que se puede tomar de muchas maneras: en cremas, ensaladas y postres, entre otras.

¡Cuídese!

El Equipo de Salud en 1 minuto

Fuente: M.Murkovica, U. Mülledera and H. Neunteufl: “Carotenoid Content in Different Varieties of Pumpkins”. Journal of Food Composition and Analysis. 2002.

Espero que haya sido de tu interés.
Un abrazo,
Jordi Segura.
Director y osteópata de Centro Kine.


Aún no hay comentarios.