KINESIOLOGÍA: malas digestiones e hinchazón abdominal

Mujer de 43 años que viene a la consulta de kinesiología por malas digestiones, hinchazón abdominal y estreñimiento. También padecía de fascitis en brazos y piernas.

Aunque comía bastante bien, después de las comidas se sentía pesada y con digestión lenta. En la consulta le hicimos el test del ecosistema intestinal, ya que una disbiosis intestinal es, en la mayoría de los casos, la causa de su malestar digestivo. Además, la toxemia que se genera también puede afectar a las articulaciones y las fascias.

En este caso, su alteración se focalizaba en el intestino delgado, con sobrecrecimiento del hongo cándida y toxemia por las mismas cándidas. También le localizamos metales pesados, concretamente plomo, en el hígado.

En la primera sesión le recomendamos tomar probióticos para repoblar la flora intestinal y así eliminar las bacterias patógenas, oligoelementos a base de cobre, que actúan como antifúngico y antiparasitario de forma muy efectiva. Asimismo, también se le recomendó un drenador (diente de león) para ayudar al hígado a drenar las toxinas.

Adicionalmente, en la misma sesión le hicimos el test de alimentos intolerantes y le recomendamos sustituirlos de su dieta por otros que no le resultaran perjudiciales. También hicimos recomendaciones dietéticas para mejorar su alimentación.

Dos meses después de la primera visita, se encontraba mucho mejor en cuanto a las digestiones. Sin hacer dieta había adelgazado y los dolores habían disminuido, porque se había reducido la inflamación fisiológica.

Continuamos el tratamiento dos veces más y su situación actual es muy positiva: se encuentra mucho mejor, tanto a nivel intestinal como energético. Como el tratamiento de la flora intestinal tiene una influencia directa en el sistema inmunológico, no ha tenido ningún resfriado ni mucosidad. El tratamiento de eliminación de tóxicos y regulación del tránsito intestinal ha hecho que bajara mucho su sensación de agarrotamiento y los dolores de las fascias.

En cuanto al tratamiento, está muy contenta porque se siente más fuerte, menos cansada y mejor emocionalmente, porque, al reducir los dolores, ha mejorado su estado de ánimo.

Para terminar de eliminar los metales pesados y hacer un control de su sistema digestivo, actualmente continuamos el tratamiento en el Centro Kine cada 3 meses. Además, el tratamiento le ha servido para ampliar sus conocimientos dietéticos y tener más recursos saludables a la hora de alimentarse.

Espero que haya sido de tu interés.
Un abrazo,
Jordi Segura.
Director y osteópata de Centro Kine.


Aún no hay comentarios.