10 consejos para no caer enfermo este invierno y los próximos: 5º consejo

5. Tome algún complemento alimenticio

Aumente sus aportes diarios de vitaminas (C, D, E…) y otros nutrientes como el selenio o el zinc. Trate de hacerlo siempre a través de la alimentación pero siempre viene bien suplementarlo con un complemento nutricional, sobre todo en el caso de ciertas vitaminas en las que suele presentarse sistemáticamente déficit:

  • Vitamina C: son especialmente ricos los cítricos, los pimientos, los tomates, las bayas, el aguacate, el brécol y el kiwi. Le recomiendo tomar 250 mg dos veces al día, que responde a los estudios más relevantes que se han hecho sobre esta vitamina (aunque la dosis “oficial” es de sólo 80 mg/día por adulto, muy baja).
  • Vitamina D: encontrará vitamina D alimentaria en los huevos (aunque en poca cantidad), el hígado y el pescado graso, como por ejemplo el atún o el salmón. No obstante, esta vitamina sólo se obtiene en gran cantidad exponiendo la piel al sol (aunque las cremas de protección impiden su correcta síntesis) o a través de un complemento nutricional. Una buena dosis podría ser de 1500 UI al día durante los meses fríos en los que no vaya a recibir exposición solar.
  • Vitamina E: las mejores fuentes son las nueces, las semillas y sus aceites en crudo, las espinacas y la yema de huevo. Debe consumir unos 50 mg al día, dando prioridad a su consumo a través de los alimentos. Si para complementar la cantidad adecuada recurre a complementos nutricionales, opte por aquellos que utilizan vitamina E de origen natural en la forma d-alfa-tocoferol, ya que tienen mejor actividad y biodisponibilidad.
  • Selenio: las mejores fuentes de este mineral son las nueces de Brasil, el atún, el ave de corral, el ajo, el marisco, los huevos y el brécol. Tome 55 mcg al día.
  • Zinc: no es casualidad que se coman ostras en Navidad, pues son muy ricas en zinc, un oligoelemento esencial para el sistema inmunitario. Por el mismo motivo deben consumirse dos veces a la semana otros tipos de marisco y pescado. El problema es que la cantidad diaria recomendada (CDR) de zinc actualmente es escandalosamente baja (10 mg). Yo considero que hacen falta unas 5 veces más para una buena protección contra la gripe. La mitad deberían proceder de la dieta.

¡A su salud!

Consejos de Luis Miguel Oliveiras

El proximo día, os presentaremos el siguiente consejo…

Espero que haya sido de tu interés.
Un abrazo,
Jordi Segura.
Director y osteópata de Centro Kine.


Aún no hay comentarios.